Blogia
LOS ESCRITOS DE DISCÓBOLO

MORITO TONTO, MORITO LISTO

MORITO TONTO, MORITO LISTO

—Hola, Mustafá.

—Hola, Mohamed.

—´Hoy es un gran día, Mustafá. Hoy podremos ponernos los cinturones de explosivos y explosionarlos en alguna aglomeración de infieles, judíos o cristianos, convertirnos en mártires y así entrar directamente en el Paraíso, donde corren ríos de leche y miel y donde dispondremos de 40 vírgenes desnudas para satisfacer nuestros deseos.

—¿Y quién te ha dicho eso, Mohamed?

—El ulema de la mezquita, que ha recibido la orden del mullah.

—¡Coño!, si eso es tan bueno, ¿por qué no se ponen ellos el cinturón?

—Porque nosotros somos los elegidos, Mustafá.

—Nosotros no, Mohamed. Yo no puedo beber leche por lo de mis piedras en el riñón, y de la miel ni probarla: tengo el azúcar disparao.

—¿Y las vírgenes? ¿Qué me dices de las vírgenes?

—Mira, Mohamed, esto no se lo he dicho nunca a nadie, pero yo soy más maricón que el Boris Izaguirre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Discóbolo -

¿Las mujeres? No has leído que harán de vírgenes, aunque a alguna habrá qu repararle el himen.

En algunos países hay una gran diferencia entre hombres y mujeres... los hay en los llamados civilizados, así que imagínate.

Beso.

Incrédula -

Se me olvidó hacerte una pregunta, Discóbolo, (ya sabes cómo funciona mi cabeza de despistada) y cuando quise abrir para hacértela no podía abrir la página. Ahora que ya si puedo ahí va la pregunta:

De religiones y sus correspondientes normas apenas sé nada, pues no es un tema que me interese ni preocupe especialmente, pero como soy curiosona sí que me gustaría saber, si a ellos les prometen ese Paraíso ¿qué les prometen a las mujeres? más que otra cosa, además de la curiosidad que me provoca saber si esos fanáticos son capaces de desear algo bueno para el sexo femenino, porque no me entra en la cabeza, como madre que soy, poder sentirme orgullosa de que un hijo mío pierda la vida, sea por la causa que sea.

Besitos.

Incrédula -

Siempre que leo algo relacionado con ese prometido Edén a los islamistas, me pregunto lo mismo que Mustafá: que si tan bueno es ese paraíso como dicen quienes "comen el coco" a sus hermanos de religión para que se suiciden de esa forma, porqué no se inmolan ellos mismos en vez de quedarse en este mundo. Me da a mí que les atraen más las delicias que en este mundo les proporción el dinero que lo que en realidad saben que no existe. Y en caso de que alguno crea en algunas de esas patrañas, pensará lo que dice el refrán: por si acaso, más vale malo conocido que bueno por conocer.

Hace bien Mustafá en no querer inmolarse: ¡más vale un maricón vivo que un gilipollas muerto!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres