Blogia
LOS ESCRITOS DE DISCÓBOLO

JUNTA DE VECINOS

JUNTA DE VECINOS

 

 

Se celebra la Junta de vecinos, con siete puntos a tratar en el orden del día: el primero, la instalación de un ascensor, ya que la finca tiene cinco pisos y carece de él. Antes de empezar a debatir, el vecino del bajo D (bendito elemento), se dirige a los presentes y dice:

—Os advierto que yo no pongo ni un euro para el ascensor, y que nadie me venga con leyes, que yo me paso las leyes por el forro de los güevos.

 

EL PRESIDENTE:

 

—Bueno, eso ya lo veremos; habrá que informarse y aplicar la Ley de Propiedad Horizontal.

 

EL DEL PRIMERO:

 

—Y, claro, los del quinto pagarán más que los del primero. Hay que pagar según la altura del piso.

 

EL DEL QUINTO:

 

—Una leche; nosotros somos sólo dos y en tu casa viven seis personas, así que vais a utilizar mucho más el ascensor que nosotros. O pagamos todos iguales o a tomar por culo el ascensor.

 

EL DEL PRIMERO:

 

—Sois dos, pero tu mujer pesa más de 100 kilos (risas del resto de los vecinos, algunas escandalosas).

 

LA SEÑORA DEL QUINTO:

 

 —¿Me estás llamando gorda, tío grosero?

 

LA SEÑORA DEL PRIMERO:

 

—Tú a mi marido no le insultes, verdulera.

 

EL DEL PRIMERO:

 

—Cállate, María, que con esta gentuza es mejor no hablar.

 

EL DEL QUINTO:

 

—A ver si tienes cojones de llamarme gentuza en la calle.

 

EL DEL PRIMERO:

—Venga, vamos a la calle.

 

El vecino del quinto se lanza sobre el del primero; sus mujeres tienen una enganchada y el resto de vecinos no dan a basto para separarlos. Una vez calmada la cosa, el presidente suspende la junta ante la perspectiva de tener que terminarla en comisaría.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres