Blogia
LOS ESCRITOS DE DISCÓBOLO

DIOS, DESPIERTA

DIOS, DESPIERTA

 

                    Luchando cuerpo a cuerpo con la muerte,

                    al borde del abismo, estoy clamando

                    a Dios. Y su silencio, retumbando,

                    ahoga mi voz en el vacío inerte.

 

                    ¡Oh, Dios! Si he de morir, quiero tenerte

                    despierto. Y, noche a noche, no sé cuando

                    oirás mi voz. ¡Oh, Dios! Estoy hablando

                    solo. Arañando sombras para verte.

 

                    Alzo la mano, y tú me la cercenas.

                    Abro los ojos: me lo sajas vivos.

                    Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.

 

                    Esto es ser hombre: horror a manos llenas.

                    Ser —y no ser— eternos, fugitivos.

                    ¡Ángel con grandes alas de cadenas!

 

Blas de Otero.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

candelaria -

hola yo soy cande mi apeyido es perez quiero ser mas millonaria que delo que soi
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres