Blogia
LOS ESCRITOS DE DISCÓBOLO

A MI MADRE

A MI MADRE

Mi madre y yo cuando me contaba historias.

A mi madre y, por extensión, a todas las madres

 que no han tenido nada fácil criar a sus hijos.

 

Jamás yo podré olviarme

de lo mucho que has sufrío,

cuando pasábamos jambre,

cuando pasábamos frío,

cuando yo andaba descalzo,

tú sólo con un vestío,

que lo lavabas de noche

y estaba descolorío.

 

Cuando no te veía, llorabas;

cuando te veía, reías

y me contabas historias,

historias de fantasías:

“Hijo, cuando tú seas grande

me comprarás un cortijo,

con un grifo que eche agua

y una chimenea par frío”.

 

Después seguiste sufriendo

cuando tus hijos partían

a buscarse otra vida,

a buscarse la comía.

Algunos nunca volvieron,

la pena te consumía

y te fuiste de este mundo

con mu pocas alegrías.

 

Y no te compré el cortijo

como yo hubiera querío,

aquel cortijo con grifos

y chimenea par frío.

Ni contigo pude estar

el día que tú te has ío;

pero ya sabes, mamá,

que siempre estarás conmigo.

 

En una cosa, mamá,

Dios fue muy bueno contigo:

te llamó a ti la primera,

no viste morir a tu hijo,

y te libró del dolor

que nosotros hemos tenido.

Si es cierto lo que contabas,

lo tendrás ahí contigo.

 

Te quiero, vieja.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Marisa -

CUANDO UNA MADRE SE VÁ, SE NOS ROMPE EL CORAZÓN, POR LO MUCHO QUE HA LUCHADO, POR TANTO QUE NOS HA QUERIDO, NI DE NOCHE NI DE DÍA, HAGA SOL O ESTÉ NUBLADO,EL CARIÑO RECIBO, NOS ENVUELVE EN ALGODONES, PARA QUE NO SE DESPIERTE DESPUES DE HABERSE DORMIDO....CON LÁGRIMAS EN LOS OJOS, INCLUSO ESTANDO DORMIDA, LA RECUERDO AQUELLA NOCHE 21 DE SEPTIEMBRE A LAS DOCE MÁS O MENOS, CUANDO FUI A DARLE UN BESO, ERA UN TÉMPANO DE HIELO, RESVALABAN DE MIS OJOS LÁGRIMAS SILENCIOSAS, QUE NI RECORDAR LAS QUIERO, POR ESO LAS NAVIDADES VIÉNDO SU SILLA VACÍA, YO LE PONGO PLATO Y COPA PARA SENTIRLA CONMIGO¡¡¡¡VA POR TI MAMÁ¡¡¡ESPÉRAME DONDE ESTES PARA TENERTE CONMIGO...

Pedazos -

Corrijo: No es Luís Gracés el autor del poema, la autora es Luci Garcés.

Pedazos -

En una cosa, mamá,
Dios fue muy bueno contigo:
te llamó a ti la primera,
no viste morir a tu hijo,
y te libró del dolor
que nosotros hemos tenido...


Muero

"La sangre resbala por la piedra,
desciende salpicando la escalera,
son mis lágrimas, madre,
son tus hijos, muertos.

Y el río de sangre sigue su descenso,
agostando cañas en pleno invierno.
Llueve sangre, madre,
y no es de mi pecho.

Un lago de sangre inunda la tierra,
y sepulta la hierba el barro rojizo.
Sácame este dolor, madre."

Luis Gracés.

Discóbolo -

¿De verdad siempre te gustaron mis "ladrillos"?, jejeje.

Gracias por molestarte en contestar.

Margot -

Me ha gustado mucho lo que he visto, aunque para serte franca, siempre me gustó lo que me diste a leer... Solo decirte que, ya era hora que dejases la puerta abierta a tus escritos, gracias.

Un beso inmenso.

Margot (A.O.)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres