Blogia
LOS ESCRITOS DE DISCÓBOLO

XXXV ANIVERSARIO

XXXV ANIVERSARIO

Gracias por estos treinta y cinco años

                         PENSANDO EN TI

 

                         Siempre me pongo a pensar

                         en tu divina figura,

                         en tu radiante hermosura,

                         en tu sereno mirar,

                         en tu belleza infinita,

                         en tu nariz pequeñita,

                         en tu gracia en el andar,

                         en tu forma de besar,

                         en esos ojos brillantes

                         con tu mirar penetrante

                         que son luceros sin par.

 

                         Y me pongo a recordar

                         los besos que tú me has dado

                         con esos labios rosados,

                         dulces y tiernos...; sabrás

                         que mi corazón se inflama,

                         se convierte en pura llama

                         y te deseo abrazar.

 

                         Pienso entonces en tu pelo

                         en tu reír y en tu risa,

                         más suave que la brisa,

                         que acaricia como un velo.

 

                         Pienso en tu cuerpo entero,

                         en tu cuerpo y en tu alma,

                         y te contemplo con calma

                         porque te quise y te quiero.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Discóbolo -

¡Parece mentira! Treinta y cinco años casado y aún no me han dado la medalla al sufrimiento.

Un beso.

Charo -

Besos para tu preciosa y resignada esposa (35 años aguantándote son muchos años, ¡toda una vida!) y para ti, y, ¡felicidades a ambos por tanta felicidad qué lleváis compartida!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres